Noticias

Contratos en el campo dejarán de ser de palabra

UPRA_Panel

Bogotá, 21 de julio de 2017. (@UPRAColombia, @felipeff). Según el Censo Nacional Agropecuario en Colombia existen 7’100.000 ha dedicadas a la producción agrícola, de éstas, 2’556.000 ha equivalentes al 36%, provienen de sistemas productivos que utilizan contratos como arrendamiento, aparcería, comodato o usufructo.

El ministerio de Agricultura y Desarrollo rural, la Unidad de Planificación Rural Agropecuaria, UPRA y la Universidad del Rosario realizaron un estudio a nivel nacional sobre 17 tipologías de contrato utilizados en el campo; el resultado de dicha investigación fue una cartilla guía y los formatos de los tipos de contrato más usados con los que se busca estimular la formalización de estos acuerdos.

 “Diseñamos en un lenguaje y presentación sencillos estas minutas para que las partes tengan mayor seguridad jurídica porque cuando estos acuerdos son de palabra, muchas veces no queda claro cuáles son los riesgos que se están asumiendo, con estos formatos se reducen los desequilibrios y las partes conocen mejor sus deberes y derechos”, informó Felipe Fonseca Fino, Director General de la UPRA.

Las minutas pueden obtenerse en forma gratuita en las oficinas del Banco Agrario o descargándolas de la página upra.gov.co. allí también podrán descargar la cartilla.

“También, incluye cláusulas que tienen que ver con el manejo ambiental, el agua, suelo para promover el uso eficiente de la tierra y cláusulas que tienen que ver con los riesgos inherentes a la producción agrícola, al tener claros los riesgos el productor podrá buscar el acceso al seguro agropecuario un beneficio otorgado por el Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural”, informó Dora Inés Rey, Directora Técnica Ordenamiento de la Propiedad Rural y Mercado de Tierras.

Los formatos fueron lanzados en el panel «Contratos agropecuarios: definiciones y modelos contractuales» realizado el pasado21 de julio de 2017 en el marco de Agroexpo2 017.

 

Tipos de contratos agropecuarios

A través de este contrato un propietario o poseedor de un inmueble rural lo entrega a otra persona para que esta lo use a cambio de pagar un precio denominado canon

Involucra dos personas: el comodante, quien entrega un bien en forma gratuita para que se destine a un uso determinado y el comodatario quien recibe el bien y tiene la obligación de devolverlo una vez se haya agotado el uso para el que se entregó.

Contrato mediante el cual el dueño de un predio acuerda con la otra parte el aprovechamiento en mutua colaboración de un fundo rural o una porción de este con el fin de repartirse los frutos o utilidades que resulten del aprovechamiento sostenible del mismo.

Consiste en la capacidad de gozar de un inmueble rural con la responsabilidad de conservarlo y restituirlo en sus mismas condiciones o devolver las mismas calidades en caso, de que el mismo fuera intercambiable.